Europa

Austria

Rumanía

Polonia

Hungria

Escocia

Bulgaria

 
   

Junto con África es la salida inicial por excelencia. Un programa de corzos en Hungría, Polonia o Escocia le permitirán ir viendo en que consiste esta apasionante afición de viajar con un Rifle.

Los alojamientos suelen ser cómodos  e incluso muy lujosos como en Escocia o Austria. La comida es buena y la caza no muy dura y abundante en general. Esto, unido a unos guardas que a veces llevan generaciones en el oficio hacen de las cacerías europeas un magnifico primer destino internacional.

Desde la ampliación de la Comunidad Europea los trámites de armas son sencillísimos, bastando la tarjeta verde o permiso de armas Europeo, eso si, con el rifle que vaya a llevar inscrito en el. Si no lo tiene lo puede obtener sin problemas en su Intervención de armas en unas tres semanas.

La riquísima cultura y tradición cinegética europea le permitirán combinar caza y visitas turísticas interesantísimas por lo que se hace muy recomendable para viajes con familias, hijos y esposas, aunque en este caso siempre hay que ser un poco más selectivo con los alojamientos.

La variedad de precios es enorme desde paquetes de corzos que empiezan en los 3.000 euros, hasta charrísimos supertrofeos de Oso Pardo o Venado. En Europa se suele pagar por gramos o puntos y el concepto es de que el supertrofeo sea supercaro. No obstante si le basta con trofeos representativos, es una cómoda experiencia, de precio asequible y de pocos días de duración. Como decimos una muy recomendable salida como primera experiencia internacional.